Cuida tu piel

Mientras haya luz persiste el riesgo de adquirir cáncer en piel y no importa si se trata de una dermis tan blanca como la de los ángeles pintados por Leonardo da Vinci, o tan morena como la de los guerreros azteca, la raza de bronce, pues todo ser humano está expuesto a que las radiaciones del sol alteren el ADN de las células cutáneas.

Pese a que cada vez son más los factores de riesgo que predisponen a desarrollar cáncer en piel, en esa misma proporción se incrementaron las estrategias y herramientas con las que se previene este tumor, y aunque los métodos más sofisticados están fuera del alcance del grueso de la población, existen numerosas medidas sencillas que sólo requieren de voluntad y sentido común.

El melanoma, el tumor que más rápido acaba con la vida de quien lo padece, se desarrolla en pocos meses y no da síntomas hasta que ya se extendió a otros órganos, por lo que cuando se detecta el pronóstico es poco favorable. Si además de la urgencia no se cuenta con algún tipo de seguridad médica, el evento se convertirá en un siniestro catastrófico para la economía familiar, ya que únicamente el gasto en quimioterapia puede alcanzar los 150 mil pesos.
Organizaciones médicas especializadas en el cuidado de la piel, como la Fundación Mexicana para la Dermatología, advierten que sigue al alza la tendencia en casos de tumores malignos cutáneos, esto pese a que anualmente exhortan a la población a que adopte medidas preventivas. Agregan que hasta hace dos o tres décadas, el cáncer en piel era una afección de adultos mayores, es decir, de sesenta y más pero que en la actualidad es común en personas de entre 20 y 40 años de edad.