De la conciencia propia a la paz social

La instructora de yoga, maestra Isabel Díaz Acosta, explicó que una buena clase de yoga es la que le permite al practicante poder realizar sus actividades sin alteraciones, es decir, si la sesión fue en la mañana, al salir estará en la mejor capacidad de desempeñar su trabajo, por el contrario, si ocurrió en la noche, al concluir estará listo para ir a dormir.

Isabel Díaz Acosta aplica las técnicas de Yoga Terapéutico y Restaurativo, afirma que, sin importar la disciplina, cualquier práctica que lleve a la mente a hacerse consciente del cuerpo se convierte en una técnica meditativa. Agregó que, con el yoga, el cuerpo humano tiene un mejor desempeño a nivel de órganos, ya que, por ejemplo: si no hay estrés, funciona mejor el hígado, así como el páncreas no secretará las hormonas que disparan a la obesidad:

“Yoga integra a los individuos haciendo un recorrido desde la inteligencia de la piel hasta llegar a lo más profundo que es el alma, o como cada quien la quiera llamar, pues cuando comienzo a conocer mi cuerpo físico, que es lo más tangible, empiezo a alimentar de manera correcta a las demás capas que me componen: cuerpo físico, orgánico, mental y espiritual, entonces toda mi vida se vuelve equilibrio”.

Al generar conciencia, las personas podrán evaluarán la forma en la que se están alimentando, ya sea de manera física, mental o espiritual, con lo que, si ingieren algo que no deberían, tendrán la capacidad de razonar si lo consumen o no.

 

“Es así como comienzan el auto-respeto, a través del cuidado de la mente y del cuerpo, pues al aprender que de ninguna manera me debo de agredir, también entiendo que no debo agredir al otro. De igual forma me hago consciente de mis actos, con lo que puedo modular la forma en la que reaccionaré ante lo que ocurra en el exterior, lo cual sabemos que está fuera de nuestras manos”, comenta Isabel Díaz Acosta. “En yoga existe una palabra que es Ahimsa, que significa sin violencia, si cada niño o adulto practica esta disciplina meditativa podremos generar el cambio social que tanto deseamos”, concluyó la instructora.