El dolor de talón puede tener muchas causas

En la edad adulta, algunas molestias se vuelven verdaderamente incómodas, pero puede jugar un papel protector, ya que suele traer beneficios biológicos. El dolor que aparece justo después de una herida o al comienzo de una enfermedad, frecuentemente avisándonos del daño que hemos sufrido.

Cuando nos torcemos un tobillo, por ejemplo, el dolor nos advierte que el ligamento y los tejidos blandos pueden estar rozados o magullados, y que continuar la actividad puede empeorar el daño.

El dolor, como el que puede darse en nuestros talones, también nos avisa que debemos buscar atención médica. Esta alerta es de la mayor importancia debido a las muchas dolencias que contribuyen al dolor de talón.

Dolor de talón

Generalmente el dolor de talón es resultado de una biomecánica defectuosa (anormalidades en la forma de caminar) que produce demasiada tensión en el hueso del talón y los tejidos blandos unidos a él. La tensión puede resultar de una herida o un moretón sufrido al caminar, correr, o saltar sobre superficies duras; llevar calzado mal construido, o tener exceso de peso.

El hueso del talón es el mayor de los 26 huesos del pie humano, que tiene también 33 articulaciones y una red de más de 100 tendones, músculos y ligamentos. Como todos los huesos, está sujeto a influencias externas que pueden afectar su integridad y su capacidad de mantenernos sobre nuestros pies. El dolor de talón, a veces incapacitante, puede darse en la parte anterior, posterior o inferior del talón.

Por ello, una revisión a todos esos detalles, podrá dar certeza de la o las causas que provocan dicha dolencia, como el sobre peso.

¡Mejorando la calidad de vida de nuestros visitantes!