Salud mental en el centro de trabajo

 

Si los gritos, humillaciones y amenazas que caracterizan el mal liderazgo de algunos jefes ha provocado que se incremente el nivel de estrés y ansiedad entre los empleados, el centro laboral está obligado a investigar cuáles serán las vías para identificar y corregir estas deficiencias.

De igual forma, también tendrá que analizar la posibilidad de implementar horarios flexibles, sobre todo con los trabajadores que requieren un mayor número de horas para llegar a su lugar de trabajo, ya que además del tiempo, también aumenta el número de riesgos a los que el asalariado está expuesto: pocas horas de descanso, accidentes de tránsito, asaltos, secuestros, entre otros.

Por otra parte, pese a desempeñar funciones profesionales en grupos de adultos, muchas personas viven su lugar de trabajo como si fueran las aulas en donde eran acosados física y emocionalmente, pasando del bullying escolar al mobbing laboral. Aunado a esto, otro factor que merma la salud mental y emocional del empleado, es el acoso sexual, hecho ante el cual la persona afectada por lo general no sabe cómo actuar y a partir de octubre de 2019, el centro de trabajo está obligado a instruirlo para que lo superen todas las áreas involucradas en el conflicto.

Atender cada uno de los posibles factores que atenten contra la salud mental de la fuerza trabajadora mexicana, es el objetivo principal de la NOM-035-STPS-2018, Factores de riesgo psicosocial en el trabajo-Identificación, análisis y prevención, la cual es obligatoria para todo centro laboral sin importar el número de empleados.

Con esta NOM se podrá detectar de manera personal las amenazas psicológicas que afectan a los dependientes, ya que como consecuencia del estrés y ansiedad son vulnerables a padecer insomnio, adicciones, depresión, contagio de VIH, entre otros. Cabe destacar que esta iniciativa también es obligatoria para los empleados, por lo que si se detecta algún problema o conflicto psicológico, recibirá atención y se le ofrecerán alternativas para superar su problema, mismas que deberá echar a andar por convencimiento propio en beneficio de su salud mental.
Especialistas apuntan que los trabajadores se tienen que sensibilizar y aprender a aceptar que si de pronto necesitan ayuda, deben dejar de lado la idea de que acudir con un psicólogo “es estar loco”, que tampoco tienen que sentir la amenaza de que se les va a despedir y que por el contrario, estos esquemas de tratamiento son con los que podrá seguir siendo funcional.