Semillas y alimentación

Las variedades de semillas son muchas y destacan por su contenido en fibra, que contribuye a la salud intestinal y a prevenir enfermedades crónicas, proveyendo al cuerpo, de grasas saludables y minerales necesarios.
Algunas estacan por su alto contenido en fibra, razón por la cual contribuyen a mantener la salud de nuestro organismo y a proteger las mucosas de los intestinos, favoreciendo así la actividad de los movimientos peristálticos (los que contribuyen al proceso de digestión).
También son destacables los ácidos grasos insaturados y los minerales. Algunas de las semillas que más se benefician de estas propiedades son: el sésamo, el girasol y la calabaza, conozcamos algunas de sus propiedades:
Semillas de sésamo: ricas en grasas insaturadas y también poseen una elevada cantidad de proteínas de origen vegetal. Aporta buena cantidad de vitamina E y vitaminas del complejo B que ayuda al funcionamiento del sistema nervioso central. Entre los minerales destaca por sobre las demás su gran contenido en calcio y en menor medida, posee fósforo, hierro y magnesio.
Semillas de girasol: ricas en ácidos grasos mono y poliinsaturados, que ayudan a reducir el colesterol malo y elevar el colesterol bueno en sangre. También ricas en fibra y destaca en este tipo de semillas, el contenido de potasio, fósforo, magnesio y calcio, así como su riqueza en ácido fólico. Estos micronutrientes son fundamentales para el funcionamiento del sistema nervioso y muscular del organismo.
Y las semillas de calabaza: muy ricas en ácidos grasos omega 3 y omega 6, poseen un gran número de vitaminas y minerales entre los que destacan el magnesio, selenio, potasio, fósforo, vitamina A y E. Ricas en fibra, por lo que también ayuda a reducir el colesterol en sangre y a evitar el mal funcionamiento intestinal.
¡Toma el camino de vuelta a lo natural, ven a Centro Maestro de Bienestar!