Trastornos de ansiedad

Existen varios tipos de trastornos de ansiedad, aquí la descripción general de ellos:
La agorafobia se caracteriza por el miedo a los lugares o las situaciones que podrían causarle pánico al afectado y hacerlo sentir atrapado, indefenso o avergonzado.
Si se trata de ansiedad a causa de una enfermedad, los síntomas generan gran ansiedad o pánico en la persona, y que por consecuencia directa de un problema de salud física.
El trastorno de ansiedad generalizada consiste en una preocupación persistente y excesiva por ciertas actividades o situaciones, incluso cuestiones ordinarias y rutinarias y afecta el estado físico.
El trastorno de pánico implica episodios repetidos de sentimientos repentinos de gran ansiedad y miedo o terror que alcanzan un pico en un lapso de pocos minutos (ataques de pánico), incluso suele ser posible que sienta que algo muy malo va a suceder pronto, lo que lleva al afectado a sufrir dificultad para respirar, le duela el pecho, que se acelere su corazón con aleteos o golpeteos.
Por ejemplo, esto llega a provocar el llamado mutismo selectivo, que es una incapacidad sistemática de los niños para hablar en ciertas situaciones, como la escuela. Esto puede interferir en el funcionamiento escolar, laboral y social.
El trastorno de ansiedad por separación es un trastorno que ocurre en la niñez caracterizado por una ansiedad excesiva con respecto al nivel de desarrollo del niño y que se relaciona con el hecho de separarse de los padres u otras personas que tienen funciones parentales.
El trastorno de ansiedad social (fobia social) implica altos niveles de ansiedad, miedo y evasión de situaciones sociales debido a sentimientos de vergüenza, timidez y preocupación por que otros te juzguen o vean de manera negativa.
El trastorno de ansiedad inducido por sustancias, son el resultado directo del abuso de drogas, el consumo de medicamentos, la exposición a sustancias tóxicas o la abstinencia de drogas.
Solicita ayuda en los siguientes casos:
Sientes que te estás preocupando demasiado y que esto interfiere en tu trabajo, tus relaciones y otros aspectos de tu vida
Tu miedo, tu preocupación o tu ansiedad te causan malestar y te resulta difícil controlarlos.
Te sientes deprimido, o tienes otros problemas de salud mental junto con ansiedad.
Piensas que tu ansiedad podría estar vinculada a un problema de salud física.
Es posible que las preocupaciones no se vayan por sí solas y que empeoren con el paso del tiempo, para ello está el Centro Maestro de Bienestar, visítanos, es más fácil tratar dicho trastorno si obtienes pronta ayuda.