Cada vez que una persona sale a la calle sin protección está expuesta a la radiación, con lo que inevitablemente acelera el envejecimiento de las células de la piel y quizá con suerte nunca desarrolle cáncer, sin embargo, lo que si será un hecho es que lucirá de mayor edad.

“Se calcula que entre los 18 y 20 años de edad muchas personas han recibido entre cincuenta y ochenta por ciento de la radiación solar a la que serán expuestos a lo largo de su vida, lo que incrementa las probabilidades de desarrollar cáncer en piel al llegar a la madurez”, aseguró la dermatóloga Gladys León, Presidenta de la Fundación Mexicana de Dermatología (FMD).

Por esta razón sugirió que desde la niñez se comience a formar en los niños el hábito de usar protectores solares en cara, orejas, manos, pies y uñas, ya que habitualmente son las más afectadas por estar permanentemente en exposición. “El cáncer ha incrementado su incidencia en personas jóvenes menores de cuarenta años y en la actualidad son las mujeres las más afectadas con el 67 por ciento de los casos”, puntualizó la presidenta de la FMD.

Al ser la piel el órgano más grande del cuerpo humano, está constituida por diferentes tipos de células, unidades que por cumplir distintas funciones son diferentes entre sí, por lo que al mismo tiempo se incrementan las probabilidades de desarrollar alguno de los distintos tipos de cáncer en piel. En este sentido, la FMD señala que los más frecuentes son: carcinoma basocelular con 52% de los casos; 39% melanoma y 9% carcinoma epidermoide.

Son varias las razones por las que los diferentes tipos de cáncer en piel han invadido la vida de los mexicanos, por una parte aún no es una costumbre popular el uso de protectores solares, pese a que éstos se encuentran disponibles en cualquier cadena farmacéutica a diferentes costos. Si las personas no saben qué marca o tipo elegir, lo que recomiendan los especialistas es seleccionar aquellos que tengan la siguiente denominación: FPS 50, y que cuenten con el aval de la Fundación Mexicana de la Dermatología con el sello FMD.