Las personas que padecen diabetes, siempre andan en búsqueda de opciones para endulzar sus alimentos, pero siempre bajo el riesgo de que pueda traerles consecuencias.

Existe un endulzante llamado Xilitol, que puede ser utilizado como un sustituto de la sacarosa en los alimentos para diabéticos, debido a que no se requiere de insulina para su metabolismo.

Posee aproximadamente el mismo valor de dulzura relativa con respecto a la sacarosa, por lo que no representa una mejora en cuanto a edulcorante se refiere.

Un consumo excesivo puede tener efectos laxantes. En los humanos no se conoce toxicidad, pero en las mascotas, como los perros, pueden producirles baja de azúcar en la sangre.

Algunos dulces ya lo utilizan, principalmente, porque es bueno para los dientes. Es un dulce que se encuentra en muchas frutas y plantas, aunque también lo produce nuestro cuerpo durante el metabolismo.

Y no es utilizable por las bacterias presentes en la boca y, por tanto, a diferencia de la sacarosa, no es cariogénico.

Ante todo, tómese en cuenta que puede ser una opción, no es una recomendación de nuestra parte, y que su aprobación y consumo, debe estar bajo la supervisión de un médico.